+ Información
Inscribite

Idiomas

Inglés

Frances

Rumano

Serbio

Chino

Búlgaro

Húngaro

Sueco

+ Información

Nuestra variedad nos distingue

En el Salón de idiomas estamos especializados en la enseñanza de idiomas. Y si dispares, mejor. Sí, somos unos frikis de las lenguas. Somo el Babel de los cursos de idiomas. Disfrutamos enseñando, pero también haciendo quedadas con nuestros alumnos (también llamados colegas).
Como es de esperar, los cursos de inglés predominan, pero los siguen de cerca las clases de francés o las clases de rumano, un idioma que cada vez está ganando más seguidores. Nos percatamos de que hay una demanda creciente de idiomas del éste de Europa, pero poca oferta. Es por eso que en nuestro salón repartimos también clases particulares de húngaro o clases de serbio. Siempre con profesores nativos y cualificados que te motivan en tu aprendizaje y te harán pasártelo bien mientras aprendes .

Otros idiomas

Las lenguas como el serbio o el ruso tienen bastante éxito a nivel “en línea”. Y es que puedes acudir a nuestro local y tener clases particulares presenciales, pero también puedes tener la opción de aprender cada una de estas lenguas desde tu mismo salón, mediante las entretenidas clases on-line (así puedes llevar puesto tu pijama y comer lo que te dé la gana mientras estudias tu idioma favorito). Así que ya no hace falta ser de Madrid, o de Carabanchel, para poder estudiarlas como es debido. Puedes tener acceso a nuestros cursos de idiomas seas de dónde seas.

Pero, como quien dice, “quién mucho abarca, poco aprieta”, así que ¿cómo conseguimos dar una variedad tal de lenguas sin perder de vista la calidad? La calidad es imperativa para nosotros. Recuerda que en el Salón de idiomas no damos “clases de inglés” o “clases de rumano“, sino “clases particulares de inglés” o “clases particulares de rumano”. Eso quiere decir que no seguimos metodología de academias, sino una propia de clases particulares.

Metodología

Nuestra metodología se basa en ayudarte a conseguir tus objetivos y a avanzar desde el primer día. Nunca empezamos un curso sin conocerte de antemano, saber cuál es tu perfil y nivel y metas. Tan sólo tras diseñar tu clase personalizada vas a empezar a estudiar con nosotros (tranquilo, no dura nada). Cierto es que la premisa máxima es la intensidad en las clases. Vas a repetir hasta saciar y vas a hablar el idioma desde el día 1. Imagínatelos como si te fueras a apuntar a un gimnasio pero de cerebros. Además, te proporcionamos todo el material posible para trabajar también desde tu Salón. Créenos, si estás dispuesto a conseguirlo y a dejarte guiar, en el Salón de Idiomas lo conseguirás.